CAT
ESP
El Gobierno trabaja para reformar el sistema de contratación laboral actual.
Martes 12 de Noviembre de 2013

El Gobierno prevé simplificar las modalidades de contrato de 41 a "tres o cuatro", algo menos que lo que postulaba a finales de agosto, cuando señaló en el Congreso de los Diputados que esta reducción se limitaría a cinco formularios. Fátima Báñez durante su participación en el 'Foro Emprendedores y Autónomos 2013', ha concretado que las modalidades resultantes serían las de “formación y aprendizaje”, “en prácticas”, “indefinido” y “temporal”, dejando fuera a un quinto contrato de relevo, que sí mencionó en la Cámara Baja.

¿Que pretende la ministra de Empleo Fátima Báñez con su plan de reducir modalidades de contratación laboral?

Si los contratos temporales se enmascaran en una misma figura ¿sería indistinto contratar a una persona por obra y servicio que a otra por circunstancias de la producción?, ¿Se perderían modalidades contractuales como la de fijos-discontinuos? Lo cierto es que de las declaraciones hechas hasta el momento no se desprende una hoja de ruta clara.

El sistema actual de contratación laboral tal vez merezca ser objeto de revisión o simplificación, pero también es cierto que las actuales modalidades atienden a especiales circunstancias impuestas por el mercado de trabajo, y a su vez obedecen exigencias reciprocas de agentes sociales. Para el entender de la mayoría, el sistema actual no se puede sesgar de un plumazo.

Según ha indicado la ministra de Empleo, la idea es llevar cabo una "simplificación" administrativa para favorecer la creación de empleo. "Ahora nadie tendrá excusa para contratar", ha dicho, para recalcar a renglón seguido que "se van a conservar todos los derechos de los trabajadores".

No sabemos en qué puede favorecer esta reforma a la contratación, lo cierto es que eliminar más de una treintena de modelos, arroja oscuridad y confusión sobre la materia, pues como resultante de esta operación encontraríamos encuadradas diferentes modalidades de contratación laboral en una sola, defenestrando la riqueza y variedad de las modalidades actuales, ello conllevaría confusión e indefensión en dicha materia, dado que cada contrato tiene sus peculiaridades, además se deben a necesidades concretas que no se pueden ignorar.

Llama la atención que de “tres o cuatro” modalidades supervivientes, el 50% o más sean contratos de prácticas y aprendizaje, evidenciando una reiteración dentro de esta mutilación de modalidades contractuales. ¿Cómo es posible que de 40 modalidades, salvemos 3 o 4, y dentro de ellas nos reiteremos?¿Que intención tiene la ministra con ello?. Para mayor abundamiento, la reiteración recae en los modelos de contrataciones más gravosos y con las condiciones más penosas para el trabajador.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya había recordado en este foro que el Gobierno sigue trabajando en la simplificación de las modalidades de contratación.
Compartir:
Aviso legal