CAT
ESP
A diferencia de lo que ocurre a nivel estatal, en Cataluña no se ha podido cerrar un acuerdo que permita que los convenios colectivos sectoriales y de empresa se mantengan vigentes hasta que se haya pactado un nuevo texto.
Sábado 1 de Junio de 2013

Se puede pensar que en breve se puedan superar las diferencias, según a quién se pregunte. Los sindicatos dicen que el acuerdo está lejos, en cambio la patronal apunta que hay buenas vibraciones de cara a poder desatascar el conflicto de los convenios próximamente.

De entrada, unos y otros están de acuerdo con el pacto que se firmó ayer en Madrid entre empresarios y representantes de los trabajadores para mantener vigentes los convenios que se están negociando pero los sindicatos quieren ir un paso más allá del acuerdo estatal: quieren que, cuando la negociación no se desbloquee, entre en la negociación un mediador del Consejo de Relaciones Laborales de la Generalitat. Si el bloqueo continúa, que decida un árbitro del Tribunal Laboral de Cataluña. Camil Ros, de UGT, lo explicaba de esta manera: "En caso de que esta mediación no fuera asumida por una de las dos partes, pasaríamos al Tribunal Laboral de Cataluña y allí las partes ya se habrían sometido a una mediación con arbitraje delegado que quiere decir de obligado cumplimiento ".

Este obligado cumplimiento es lo que no aceptan las patronales. Javier Ibars, Director de relaciones laborales de Fomento del Trabajo, confirmaba que "el punto de discrepancia que tenemos ahora es en el arbitraje obligatorio pero, en cualquier caso, los elementos fundamentales con que se ha llegado a acuerdos en Madrid y que nosotros ya hace tiempo que estamos dispuestos a firmar es que en aquellos convenios colectivos que finalice su vigencia y de la ultractividad, promoveremos que continúe la negociación para que se llegue a un acuerdo ".

El martes por la tarde habrá una nueva reunión con la mediación de la Generalitat. Hay que puntualizar que, caso de firmarse un acuerdo entre las partes para que los convenios sigan vigentes, este pacto sólo regiría a las negociaciones que se adhieran voluntariamente porque, en caso contrario, siempre prevalecería la reforma laboral y por tanto la caducidad de los convenios.
Compartir:
Aviso legal